La tienda de MONMON BCN

Pasó parte de su niñez jugando, construyendo e imaginando cualquier cosa que se pueda hacer entre muebles, maderas y herramientas en el taller de ebanistería de su padre, junto a su casa. Laura Jofré, nuestra Especie Única de hoy, estudió diseño de moda , viajó a la India participando en una iniciativa de cooperación social y a su vuelta tomó forma Monmon BCN, un proyecto vinculado al diseño, la artesanía familiar y a la naturaleza.

Monmon viene de mon món, “mi mundo” en catalán, nombre tan sencillo como que vino a su mente de un modo rápido y natural. Nada que ver con esos procesos interminables de dar vueltas mil horas hasta el infinito a una misma cuestión. En este caso Laura optó por quedarse con lo más sencillo, lo que tenía más cerca.


“Monmon, mi mundo, la madera, mi familia, el taller de mi padre… Normal que de un modo casi inconsciente haya acabado trabajando con madera” nos dice Laura. “Incluso en el proyecto final de diseño de moda incluía elementos de madera para las rodillas y brazos” continúa la joven diseñadora detrás de este proyecto de decoración de diseño que nace como consecuencia de una intensa aventura vivida en la India y del deseo de capturar de forma tangible e íntima los recuerdos de nuestros viajes más allá de las imágenes, selfies y cientos de fotografías que tomamos y compartimos constantemente.



Laura nos ofrece piezas únicas de madera donde podamos inmortalizar historias. En un mundo cada vez más digital, inmediato, y por desgracia perecedero, “es importante que tengamos la oportunidad de recordar de una forma distinta esas experiencias que nos marcan” viajes que marcan y que –esto lo añadimos nosotros- además nos cambian.


En su catálogo además de mapamundis de madera encontramos mapas estelares de madera para que podamos vincularlos a momentos especiales. ¿Quién no ha estado alguna vez plácidamente tumbado sobre la hierba mirando a las estrellas una noche de verano y, en un golpe de lucidez, se ha dado cuenta de que la felicidad puede -y debe- ser algo muy parecido a eso? No queremos ponernos metafísicos, pero si nos pondremos un poco ñoños y diremos que estos mapas funcionan como la famosa magdalena de Proust: son un ancla. Es mirarlos y volver a revivir esos momentos.



En su catálogo encontramos también otras piezas únicasilustraciones hechas a mano, grabadas en madera natural. Se trata de árboles reales con sus coordenadas exactas también grabadas. Por si no había quedado claro lo que es Monmon: captar momentos y lugares exactos.


 


Laura trabaja y vive entre dos mundos (otra vez mon món) separados por 35 km. Dos lugares tremendamente distintos pero perfectamente complementarios y que dan a Laura el equilibrio que necesita: un coworking de Barcelona y el taller de su padre en su pueblo natal de la comarca del Vallés Oriental.


 Naturaleza, reciclaje, sostenibilidad y diseño minimalista son las palabras que más se repiten en nuestra conversación con Laura. Obtiene la madera en talleres de reciclaje, trabaja con madera maciza, árboles caídos y maderas naturales siempre con el certificado de obtención de forma sostenible. Su proceso de producción es sencillo: prueba, experimenta y si funciona… Adelante! Y adelante nosotros también con ella!

Más